Google+
Estilos de Vida

¿Cómo sobrevivir a tanta boda?

Marzo entra pisando fuerte, la primavera está a la vuelta de la esquina y arranca la época de bodas. ¿Cuántas tienes este año? ¿4? ¿8? Tranquila, no te desmoralices pensando en todo lo que vas a tener que dejar de hacer para sobrevivir a tanto enlace. Si sigues estos 6 consejos que te proponemos, verás como tampoco es para tanto:

  1. Aprende a decir NO: tienes muchas bodas, demasiadas, y seguro que hay alguna a la que puedas faltar. Piensa con detenimiento si has sido invitada por compromiso, no te apetece, o te vas a ver obligado a coger días  en el trabajo. Quizá no seas tan indispensable como crees. Si llegas a esa conclusión, di que no, pero sin miedo. ¡La gente tiene más empatía de lo que piensas!
  2. Apuesta por un regalo original: si crees que los homenajeados no les hace falta que les “regalen” dinero, costumbre extendida ya por toda España, o piensas que no son muy materialistas, invierte tiempo, y en lugar de transferirles un par de ceros en su cuenta, sorpréndeles con algo diferente y elaborado.
  3. Toma prestado: ¿crees que para ser la invitada perfecta tienes que hacerte con cada pieza de tu conjunto? Intercambia con tus amigas tus outfits bodiles, alquila tu vestido o cógele el bolso y los zapatos a tu madre… De algún modo u otro, te acabarás ahorrando dinero.
  4. Auto-peluquería y automaquillaje al gusto: ¿Quién mejor que tú para ponerte a punto? ¿Cuántas veces te has gastado 80 euros en un recogido y has salido echando sapos y culebras por la boca? No más riñones para pagar looks abueleros. Si no tienes mucha maña, no te preocupes, porque para eso están los tutoriales. En Youtube puedes encontrar muchos y gratuitos.
  5. Repetir es bien: ¿Quién ha extendido esa tontería de que quede mal repetir? ¿Nos hemos vuelto locos? Gastarnos 100 euros en un vestido y ponérnoslo una vez… ¡Ni que fuese de usar y tirar! Nos tendría que dar vergüenza. Seguro que hay alguna boda en la que no coincides con los mismos invitados, así que no lo dudes ni un momento. Ahorrarás dinero y tiempo si repites ese vestido que tanto te gusta y que además es caballo ganador.
  6. La distancia es inversamente proporcional a tu generosidad: si vas a tener que viajar para asistir a la boda de ese primo o amigo que se casa, pagar un alojamiento y ni siquiera es una celebración que te haga especial ilusión, sé sincera desde el principio con la pareja con el tema del regalo. Piensa si tu esfuerzo e inversión para asistir no son ya suficiente regalo y si estás convencida de ello, háblalo con los novios. Si quieren que vayas, seguro que son ellos los que insisten en que no les hagas regalo.

Como verás, reduciendo un poco de aquí y un poco de allá, es posible que tu bolsillo no se vea tan afectado y puedas seguir adelante con ese viaje que estabas planeando.

boda-epoca-de-bodas-estilos-de-vida

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog de moda, ocio, lifestyle, turismo y todo lo que puedas imaginar sobre estilos de vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Google+